lunes, 14 de diciembre de 2009

Bibliotecas físicas y los materiales impresos que han estado desapareciendo con los avances tecnológicos

Las Bibliotecas físicas en los últimos tiempos se han visto afectadas por las nuevas tecnologías enmarcadas en el proceso de globalización, cada vez mas los usuarios recurren para sus investigaciones a herramientas especializadas ( en un tema especifico) y disponibles en la Web, existe una gama de documentos relacionados con ciertos temas a investigar, pero no siempre éstos recursos electrónicos satisfacen las necesidades para la investigación, ya que existen muchos textos que permanecen solo en ciertas bibliotecas físicas, o los contenidos no son eficientes el tema en cuestión. A su vez existen muchos autores, como Milagros Valderrama (2005), que proponen mayor disponibilidad de información en las bibliotecas virtuales, con ciertas innovaciones, la cual denomina “Bibliotecas del Futuro”. “Las bibliotecas físicas, como su nombre lo indica, requieren de un lugar físico para funcionar, en el que se prestan los diferentes servicios, y al cual deben desplazarse los usuarios de la comunidad que atienden. La biblioteca virtual sin embargo, no tiene lugar definido, su lugar es el ciberespacio, y puede ser consultado en cualquier momento y desde cualquier lugar, para lo cual, el interesado debe poseer conexión a Internet, y en el caso de ser necesario debe autenticarse como miembro de la comunidad, para acceder a los servicios que esta presta” (Valderrama, 2005, Pág. 2).

Ambas estrategias de búsqueda de información tienen sus ventajas y desventajas y requieren inversión de tiempo, a su vez todavía existen muchos usuarios que prefieren acudir a las bibliotecas físicas para las investigaciones, puesto que las herramientas electrónicas no siempre contienen los documentos precisos y adecuados a sus temas de interés. Es por ello que se necesita aun trabajar mucho para que todos los contenidos estén disponibles a todos los usuarios a través de la red, es decir fortalecer los campos de acción. Desde esta perspectiva de Valderrama (2005), considero que con una buena organización y buen servicio de las herramientas de información electrónica las bibliotecas físicas irán siendo desplazadas dentro de los procesos de investigación de los usuarios. Actualmente las tecnologías están cambiando la forma de investigar, la forma en que se acceden a los contenidos. Con los desarrollos tecnológicos se están transformando los servicios de información cada vez mas y esto se ira perfilando con el transcurso del tiempo, cada vez va surgiendo herramientas especializadas para la investigación que nos van separando poco a poco del uso de las bibliotecas físicas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada